20th jul 2017 | by: admin

Con el verano llegan también los problemas de circulación por el efecto vasodilatador de las altas temperaturas sobre las venas. Los síntomas más frecuentes de la mala circulación en las piernas son la pesadez, el cansancio, la tensión, el calor y el edema y la hinchazón.

Las piernas pesadas y cansadas se dan principalmente como consecuencia de una retención de líquido y una mala circulación, por una insuficiencia de las venas o por un problema del sistema linfático (Edema). Esta sensación empeora en los días más cálidos y con la llegada del verano puede llegar a ser un suplicio para algunas personas.

piernas_cansadas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para prevenir, recomendamos:

Caminar por la arena húmeda de la playa, bañarse, mojarse las piernas con agua fría, además de mitigar el sofoco del calor excesivo, mejora los síntomas.

 

La ropa ajustada, especialmente la que está confeccionada con tejidos gruesos y no transpirables, dificulta la circulación sanguínea venosa, impidiendo el retorno de la sangre y el aumento de los edemas. Evita los vaqueros muy ajustados, cuidado con la ropa interior/traje de baño muy ajustada/o. Un sujetador muy estrecho puede bloquear el sistema venoso y linfático de las mamas y provocar un edema. Evita aquellas prendas que se ajustan demasiado en el gemelo, como podrían ser algunos tipos de calcetines con goma elástica, o en el tobillo, especialmente las sandalias cruzadas.

Bebe mucha agua: Muchas veces pensamos en no beber por miedo a seguir reteniendo líquido, pero realmente el efecto que se consigue es el contrario.

 

 

 

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies